jueves, 27 de noviembre de 2008

Todo sigue en mí



Se podría decir que hoy es un día en que me siento obligado a actualizar ya que es el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving. Esta fiesta tiene origen en Norteamérica que consistía en que las familias se reunían para celebrar sus tradicionales celebraciones y, como no, para comer. En realidad, esta fiesta se la podría considerar como un adelanto de la Navidad.
En cambio, yo a este día siempre lo he llamado " el Día del Pavo ". Tiene su explicación. Hasta los 14 años, más o menos, este día siempre lo celebraba con mi familia, pero por parte de mi madre, ya que de ella me viene mi " americanismo ". Este día, el último Jueves de Noviembre, iba con mi familia a la Base Militar de Rota donde había un restaurante que se encargaba de los banquetes y demás actos importantes que hubiera en la base. Allí siempre había mucha gente, aunque para entrar en ese sitio siempre hacia falta un pase, así que eramos privilegiados de estar allí.
Sinceramente, era un restaurante de grandes dimensiones, sin ventanas, pero que estaba muy iluminado y muy bien decorado, con ese color rojo pasión. En la parte central, había una gran mesa donde ponían muchas golosinas y porquerías de estas que con solo verlas, no aguantas a darles un bocado. Yo siempre disimulaba y me llevaba gran parte de las porquerías jeje.
Como era un restaurante, tenía que ofrecer algo de comer. ¿ Y qué era lo que había de comer? Pues pavo. Mucho pavo diría yo. Por eso le puse ese nombre. Y claro, era tanto que siempre acababa muy lleno, con la barriga tan dura como una pared de hormigón. Después de la comida, nos marchabamos a descansar un poco o íbamos a una bolera cercana.
Es un día que me encanta, pero lo mismo ha pasado como con Halloween, me lo perdí. Pero al menos, como medio-americano que soy, me acuerdo siempre de estas fechas.
Mañana también será otro día especial ya que es el cumpleaños de mi Opa ( mi abuelo ) que, aunque no este entre nosotros, siempre lo llevaremos en el corazón pues gracias a él toda la familia hemos aprendido mucho. Y, sobre todo, yo ya que el me inculco mi gusto por los trenes y los aviones, aunque también quiero destacar que era el abuelo más divertido del mundo.
En fin, siempre me quedarán los recuerdos de las fiestas que son importantes para mí como también de las personas que han influido tanto en mí.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal