jueves, 9 de abril de 2009

Os lo agradezco



Esa es la triste realidad, nada es permanente y menos aún un viaje. Aún así han sido 5 días intensos, algún que otro problemilla, pero en conjunto el viaje ha sido genial. Obviamente, no quería volver, me gusta la vida madrileña pues es muy distinta a la roteña.


Cuando estaba en la zona de embarque del aeropuerto estuve esperando con mis dos acompañantes, Dani y Gloria, cerca de 1 hora para coger el avión ya que, como de costumbre, hay retrasos. Al menos la espera no se hizo tan larga.


Es la 4º vez que he ido a Madrid pero no me canso de verla una y otra vez, es un lugar bastante bonito y donde puedes hacer muchas cosas. Es más, había cosas que desde el primer viaje no había visto y lo llevaba arrastrando. En este viaje, en cambio, pude ver sitios como el Templo de Debod, Faunia o el Congreso de los Diputados. Este último lugar solo lo ví con Dani ya que Gloria y Jesús eran "indespertables" esa mañana.


Algo que me llamó mucho la atención fue el hotel, la verdad tenía una muy buena relación calidad-precio salvo el vernos obligados a pagar unas películas que no habíamos visto en ningún momento. Por lo demás, todo muy bien. A la habitación le daría un 10 porque tenía todo lo necesario para nosotros y era confortable.


La llegada a Madrid capital fue sobre las 12 y media gracias al metro, menos mal que existes. Salimos en Callao donde admiramos la Gran Vía durante un ratillo hasta que marchamos al hotel. Allí dejamos las maletas y salimos rápidamente pues comenzaba nuestra visita de la ciudad. Dani nunca había visto la ciudad con anterioridad por lo que traté de explicarle todo lo que sabía de los distintos lugares de la ciudad. Gloria, en cambio, alucinaba con todo y decía: ¡que guay!


Mi prioridad eran ellos dos, debía hacer que se sintieran bien y cómodos como también que se divirtieran con todo lo que visitábamos. No solo ellos me acompañaron durante el viaje, a la noche del primer día me encontré con dos amigos a los que tenía ganas de ver, Alberto y Jesús. Normalmente la primera vez que se conocen las personas se comportan de una forma rara o precavida, pero esta vez no pasó eso pues hubo mucho de que hablar y me alegró ver que tanto Dani como Gloria se llevaban bien con Alberto y Jesús.


No entraré en detalles.


Hubo tantos momentos y frases que no puedo olvidar del viaje como la famosa comparación entre un chocho y una cebolla, el avistamiento de un pájaro blanco por parte de Gloria que resultó ser una gaviota, el chocazo contra el picopuerta, las noches sin sueño y no parar de hablar, las guerras de almohadas, los descansos en los jardines reales . . . . . Podría seguir escribiendo todo pero fueron tantos momentos que parecería un poco tonto.


Ahora lo único que podemos hacer es acordarnos de estos momentos que pasamos, inolvidables por supuesto. Y bueno, tan solo me queda decir que gracias, gracias a ustedes por haber hecho este viaje tan especial, es el mejor regalo de cumpleaños que me han hecho en años. Os lo agradezco.


Y Jesús, que a Gloria la pusiste " very hot " , ¿cómo puede ser eso? jajaja. Te echamos de menos enano.


Lo vuelvo a decir, os agradezco mucho por haberme acompañado en este viaje.
Ahora queda celebrar mi cumpleaños el próximo Sábado, espero que salga bien.

























1 comentarios:

Blogger Charmed_boy ha dicho...

Mira David, tu también has dicho adiós y encima "adiós gilipollas" así que sinceramente, creo que si me dices adiós dímelo de verdad y deja ya de decir cosas que no sabes. Porque es que no tienes ni idea de nada y te estás metiendo dónde nadie te ha llamado.

Si dices adiós es adiós. No tienes por qué leer mi blog, ni saber nada de mi, para eso has dicho adiós.

12 de abril de 2009, 21:59  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal